Los beneficios de la música

Existen infinidad de frases célebres sobre la música. Desde grandes pensadores como Platón hasta conocidos físicos como Einstein, pasando lógicamente por los propios músicos, parece que todo el mundo tiene algo que decir sobre esta temática.

Y es que la música llena nuestras vidas y, como decía Nietzsche, “sin música la vida sería un error”. Puede sonar demasiado contundente pero lo cierto es que hay tantos estudios sobre los beneficios que representa la música en nuestra salud, que desde aquí apoyamos 100% esta afirmación.

Dice el refrán que la música amansa a las fieras. El origen de esta popular expresión se remonta a la antigua Grecia, cuando cuenta la leyenda que Orfeo poseía un canto y una forma de tocar la lira que era capaz de aplacar la fiereza de los animales más salvajes. Sin embargo, con el paso de los siglos, se ha demostrado que la música posee una capacidad realmente tranquilizadora también en nuestra especie.

Los efectos terapéuticos de escuchar música se han atribuido en gran parte a su capacidad para reducir el estrés y modular los niveles de excitación. Escuchar canciones relajantes (con ritmo lento, sonidos graves más que agudos y sin letra) se ha demostrado que reduce el estrés y la ansiedad, según un artículo publicado en Trends in Cognitive Sciences.

blank

Al parecer, la capacidad de la música para regular la tensión, la excitación y las emociones se debe a que provoca respuestas reflejas en el tronco del encéfalo, una parte del cerebro muy primitiva encargada del control de funciones automáticas. Así, la música modula la frecuencia cardíaca, el pulso, la presión arterial, la temperatura corporal o la tensión muscular. Los acordes estimulantes producen aumentos en las constantes cardiovasculares, mientras que los relajantes las disminuyen, algo que ocurre incluso en recién nacidos.

blank

A partir de una importante investigación realizada en Italia se ha llegado a la conclusión de que, desde los primeros instantes, el bebé reacciona a la música y se emociona igual que lo hace un adulto.

Tras analizar las activaciones cerebrales en recién nacidos sanos durante los tres primeros días de vida, a través de una resonancia magnética funcional, se ha descubierto que su reacción es muy similar a la de los adultos. En otras palabras, existe una predisposición neurológica específica para la percepción de la música. Escuchar música de forma precoz favorece la potencialidad cognitiva de los más pequeños, tanto por lo que respecta al desarrollo de la musicalidad como a la creatividad.

Además, la música, sobre todo la clásica, puede ayudar al bebé ya en el embarazo. Desde las primeras semanas de gestación, un bebé es capaz de percibir las vibraciones sonoras. A partir del quinto mes, ya puede escuchar los sonidos que provienen del cuerpo de la madre, así como su voz y las voces de los que se encuentran cerca o los sonidos del ambiente. La música rítmica lo calma, mientras que la estridente, lo excita. La voz de la madre y la música que a ella le agrada le estimulan y le transmiten bienestar. Compartir la música favorece una relación íntima, que fortalece los lazos afectivos entre madre e hijo, potencia la sensibilidad del niño y desarrolla su sistema nervioso, favoreciendo su desarrollo afectivo, cognitivo, sensorial, motor y social.

blank

Más adelante, tampoco habrá que olvidar la música en la vida del bebé, ya que los beneficios en esta etapa son múltiples; así como una vez que los niños van creciendo y obtienen otro tipo de beneficios del arte de la música, que les ayuda en su correcto desarrollo intelectual, auditivo, sensorial, del habla y motriz.

Viendo todo esto, solo nos queda decir… ¡que suene la música!

 

Puzzle Educa 500 Su momento 16733

 

Puzzle Educa 1500 A cuatro manos 16772

1 comentario en «Los beneficios de la música»

  1. La música hace maravillas inimaginables y es fundamental para un ser humano bienestar. Haz que la música sea parte de tu estilo de vida y comienza a sentir la diferencia.

    Responder

Deja un comentario