¿Quién dijo vértigo? Los edificios más altos del mundo

Uno de los iconos más significativos de las grandes ciudades son sus skylines. Este término, que no es otra cosa que la silueta que forman las estructuras y edificios más altos de una urbe, es algo conocido por casi todos en la actualidad, pero que en un pasado (tampoco muy lejano) era algo incluso futurista. Seguro que esto se entiende mejor al saber que el primer edificio considerado como tal no tenía más que 5 alturas.

Para decidir cuándo un edificio se gana el sustantivo de rascacielos no hay una regla como tal. El Consejo de Edificios Altos y Hábitat Urbano dice que un rascacielos “es un edificio en el que lo vertical tiene una consideración superlativa sobre cualquier otro de sus parámetros y el contexto en que se implanta”. O lo que es lo mismo, toda aquella edificación en la que si se estropea el ascensor realmente estamos ante un problema.

Si damos un paseo por los edificios más altos del mundo podemos ver que sin ninguna duda la arquitectura humana es desafiante; ya que muchos de ellos, literalmente, hacen cosquillas a las nubes. Asia va a la cabeza de este ranking, como lo demuestra el hecho de que los cinco primeros edificios estén en suelo asiático. El primero de ellos, el Burj Khalifa, está en Dubái, y mide casi un kilómetro de altura, repartido en 163 pisos. Durante su construcción, este edificio soportó un fuerte temblor y fuertes ráfagas de viento; pero gracias a su diseño estructural salió airoso. El equipo de ingenieros que trabajó en él elaboró un modelo a escala para que fuese sometido a rigurosas pruebas y asegurarse de que la construcción real soportaría las inclemencias meteorológicas.

alturas

De lejos (o mejor dicho desde abajo) la torre de Shangái le pisa los talones al Burj Khalifa. Sus 128 pisos de altura deben de intimidar; aunque parece ser que a los dos rusos que decidieron escalarlo sin ningún tipo de seguridad no les asustó lo suficiente. Si no fuera porque hay un vídeo en el que se ve a la perfección, costaría creerlo.

El tercer puesto del podio lo ocupa el Abraj Al Bait, un edificio que está en La Meca. La joya de la corona es el edifico central, con más de 600 metros de altura, y que recuerda en apariencia al mítico Big Ben londinense.

meca

Y sin dejar las alturas nos vamos de Oriente a Occidente. En las primeras décadas del siglo XX, cuando tuvo lugar la “guerra de los rascacielos”, hubiera sido impensable tener que ir hasta el puesto número 6 de la lista de los edificios más altos del mundo para encontrarnos con una construcción de EE.UU. En esa época, Chicago y Nueva York se disputaban la batalla por tener el rascacielos más alto. Precisamente es en la Gran Manzana en donde encontramos el One World Trade Center, el número uno del complejo World Trade Center, edificado en el lugar en donde estaban las Torres Gemelas. Además de este edificio, el complejo cuenta con un museo en memoria del 11S y dos piscinas semi subterráneas, las cuales se localizan en el lugar exacto en donde se erguían las Torres Gemelas. En sus paredes están escritas en bronce el nombre de las 3.000 víctimas de los atentados.

world-trade-center

Si sumamos los pisos de los 10 edificios más altos del planeta dan un total de 1.169. Mejor no pensar en las escaleras de cada uno de ellos. ¿Cuál será el próximo reto vertical que deparará la arquitectura del futuro? Lo que es seguro es que no será apta para gente con vértigo.

Puzzle Educa 1000 GRANDES EDIFICIOS

Lamina-16287-Grandes-Edificios

 

Deja un comentario