¿QUÉ SIGNIFICAN LOS SUEÑOS?

Los sueños son divertidos, intrigantes, en ocasiones muy pero que muy raros, y otras veces ni nos acordamos de lo que hemos soñado.

Si sumamos la cantidad de tiempo que permanecemos soñando durante toda nuestra vida, en total serían aproximadamente ¡¡6 años!! Pero, por qué soñamos o qué son en realidad los sueños, es algo que desde la antigüedad ha causado muchísima curiosidad en el ser humano. En algunas civilizaciones ancestrales, lo que soñara el jefe o chamán servía de guía para su tribu o para tomar decisiones de vital relevancia.

Los científicos y estudiosos llevan años trabajando para averiguar cuáles son los mecanismos de la actividad onírica, cómo funcionan y para qué sirven. El neurólogo y padre del psicoanálisis, Sigmund Freud, escribió la primera interpretación de los sueños, que publicó en 1899 y que sería sin duda una de sus obras más importantes e influyentes, a la par que polémica. En ella decía que los sueños son una vía de acceso al inconsciente humano, según Freud, en los sueños nuestros deseos más profundos aparecen sin ninguna censura.

Otras teorías más modernas tratarían de explicar los sueños como un recorrido que realizan nuestros recuerdos antes de permanecer almacenados. Los sueños se trasladarían así de una región a otra del cerebro antes de quedar archivados para siempre, y este “viaje” de los recuerdos es el que reflejamos al soñar.

Lo que sí parece claro en las diversas teorías sobre los sueños es que se trata de imágenes y recuerdos conocidos por nosotros que se entremezclan y surgen sin sentido aparente mientras dormimos. Por ejemplo, se cuenta un caso muy peculiar en el que un hombre soñaba una y otra vez que caía al vacío desde el balcón de su casa. Este sueño le martirizaba constantemente y decidió investigar sobre su significado. Acudió a diferentes gurús y especialistas en la materia, y entre las diferentes explicaciones que le aportaron sobre su sueño se incluían las teorías premonitorias o que se trataba de algo que iba a ocurrir en el futuro y que él, debido a una excepcional habilidad, era capaz de predecir. Finalmente uno de los estudiosos a los que visitó decidió enfrentarle cara a cara con su miedo, poniéndole en el balcón desde el que en sus sueños caía al vacío. Una vez en ese punto, le pidió fijarse en todos y cada uno de los detalles minuciosamente. El resultado fue que, haciendo ese examen riguroso del balcón, se percató de que los tornillos que sujetaban la barandilla estaban oxidados y deteriorados por el paso del tiempo y que, seguramente con un golpe o un impulso fuerte, se vendría abajo. La explicación que resultó de este estudio fue que probablemente el soñante hubiera visto de forma inconsciente lo que ocurría en la barandilla y su cerebro habría captado el peligro de la situación que suponía asomarse y lo hubiera almacenado en el subconsciente. Entonces, estos recuerdos se liberaban a través del sueño de caer al vacío. Es curioso, pero no deja de ser una teoría, una interpretación. ¿Será verdad?

Algunos de los sueños más frecuentes son:

  • Volar. Suele ser muy agradable. Nos sentimos ligeros y libres, capaces de surcar los cielos sin ningún tipo de esfuerzo. Hay varios condicionantes que hacen que este sea uno de los sueños más frecuentes: se trata de la propia incapacidad del ser humano de volar, por lo tanto es algo que no podemos hacer, aunque lo deseamos. Además, en nuestra sociedad, los superhéroes normalmente tienen ese poder, por lo que lo asociamos a seres virtuosos. Toda esta información se almacena en el cerebro y produce este tipo de sueños. También, según algunas interpretaciones, significaría la consecución de logros, la liberación de una atadura que no nos dejaba expresarnos con plenitud y el deseo de transcender. Si no has soñado nunca con volar, quizá sea porque eres de los que les gusta mantener los pies en la tierra.
  • Soñar que nos persiguen. En estos casos lo normal es sufrir temor o angustia, así que el sueño no resulta demasiado agradable. Sin embargo, según algunas interpretaciones, sería un sueño positivo, ya que puede significar un cambio para bien, un camino hacia el éxito. Si lo que nos persigue es una persona, podría significar la necesidad de un cambio en nuestra vida, la consecución de un logro. Si lo que nos persigue en el sueño es un animal, estaría más relacionado con metas económicas o laborales. Pero no siempre las interpretaciones de este sueño son positivas, según otras teorías, podría significar la incapacidad de afrontar un problema o huir de algo que no nos gusta.
  • Que estamos desnudos en un lugar público. Salimos a la calle y llegamos al trabajo o al bar en el que hemos quedado con nuestros amigos, y de repente ¡chas! nos damos cuenta de que estamos completamente desnudos. Es algo que casi todos hemos soñado. En ese momento la vergüenza y el pudor nos invaden, y no sabemos cómo salir de la situación. En ocasiones, en el sueño, nadie se percata de que estamos como Dios nos trajo al mundo y la gente interactúa con nosotros como si nada… Es una experiencia un poco agobiante, pero cuando abrimos los ojos y nos damos cuenta de que todo ha sido un sueño, la carcajada nos invade. Según parece, podría significar miedo a abrirnos, a mostrar nuestros deseos e intereses, a actuar como realmente somos y a expresar nuestros pensamientos con sinceridad. Cuando la gente en el sueño actúa como si nada, significaría la confianza, aceptación y tolerancia que sentimos entre ese círculo de gente, que suelen ser amigos y familia.
  • Caída brusca. Dicen que sucede sobre todo en el paso de la adolescencia a la edad adulta o cuando pasamos de un momento de nuestra vida a otro en el que tomamos mayor consciencia de nuestra identidad. ¿Vendrá de ahí el dicho “ahora caigo” cuando nos damos cuenta de algo? Una explicación algo más científica es que se trata de una relajación muscular, que produce un espasmo, y cuando el cuerpo lo siente el cerebro lo asocia con una caída, de ahí que el sueño vaya vinculado a un movimiento físico. Se denomina “mioclonía del adormecimiento” y se da cuando pasamos de la fase de somnolencia a la fase de sueño profundo y después a la fase REM.

 

También hay truquitos para tener sueños agradables, por ejemplo, hacer cenas ligeras, practicar deporte durante el día, darse un baño caliente antes de acostarse, tener pensamientos positivos justo antes de dormir, o ver una peli de Disney y soñar con Peter Pan, Campanilla, las princesas o Aladino, como hace Mickey Mouse en el puzzle que ilustra este artículo.

3 comentarios en «¿QUÉ SIGNIFICAN LOS SUEÑOS?»

    • ¡Hola, Diana! Las dos empresas que venden puzzles Educa en Perú son Tailoy y Cencosud. Puedes preguntarles para saber si tienen esta referencia. ¡Gracias y suerte!

      Responder

Deja un comentario