Monument Valley o el valle de las rocas

“Es impresionante. Cuesta creer lo que estás viendo. Es muy fotogénico y tiene el aura mítica del paso del tiempo y las leyendas. Lo has visto en las películas pero cuando lo ves en vivo es de proporciones tan épicas que casi crees que estás delante de todo el Oeste”. Así describía el cineasta Peter Bogdanovich uno de los paisajes más evocadores de los Estados Unidos: Monument Valley (Tse Bii Ndzisgaii como lo llaman los navajos, “el valle de las rocas”).

Monument Valley es un conjunto de cerros, mesetas de arenisca y estructuras rocosas que se extiende por la frontera entre Arizona y Utah y forma parte de lo que se considera Navajo Nation, la tierra propiedad de los indios navajos que la han considerado su hogar durante generaciones. Para ellos todo el valle es sagrado y son ellos los que lo gestionan. El gobierno estadounidense se lo otorgó en 1933, cuando los colonos blancos ya habían perdido todo interés por encontrar oro en la zona.

Originalmente Monument Valley era una cuenca plana pero el paso de un millón de años fue depositando capas de sedimentos en la misma provocando su elevación, lo que la convirtió en una meseta. El viento y el agua se encargaron de erosionarla formando así los maravillosos paisajes de los que disfrutamos hoy en día.

La elevación del valle va de los 1.500 a los 1.800 metros sobre el nivel del mar y el suelo está formado en su gran parte por limolita o arena de limolita depositada allí por los ríos que en su día recorrían el valle.

El característico color rojo de Monument Valley proviene del óxido de hierro expuesto a la limolita erosionada. Las rocas más oscuras y azuladas deben su color al óxido de manganeso.

Algunas de sus elevaciones más conocidas son: West Mitten Butte (que parece un dedo señalando el cielo), East Mitten Butte, Merrick Butte (que lleva el nombre del aventurero que descubrió una mina de plata y fue asesinado por los nativos) y Mitchell Mesa (otro buscador de oro que murió a manos de los nativos).

3montañasWest Mitten Butte, East Mitten Butte y Merrick Butte
Mitchell MesaMitchell Mesa

 

El clima es desértico, por lo que los inviernos son fríos y los veranos muy calurosos pero la aridez de la zona y su altitud hacen que el calor sea muy soportable.

En 1938, Harry Goulding, un colono blanco y amigo de los navajos, se presentó en Los Angeles con fotos de la zona y convenció al director de cine John Ford de que ese era el escenario que estaba buscando para su película del Oeste. De ahí a que Monument Valley pasara a convertirse en un personaje más de La diligencia (Stagecoach) y a que los navajos hicieran de apaches solo se necesitó un cheque de 5.000 dólares. A La diligencia le siguieron seis películas más de John Ford y otras de diferentes realizadores.

Veintisiete kilómetros de escénico y serpenteante camino de tierra recorren el valle desde el centro de visitantes. La única manera en la que puedes alejarte de la ruta para explorar (a pie, en un vehículo todo terreno o a caballo) es en compañía de un guía navajo. Si además visitas el valle al atardecer te sentirás como el mismísimo John Wayne: el protagonista de una clásica película de vaqueros de los años 40.

Si quieres seguir adentrándote en los secretos de este valle, no te pierdas este artículo del Smithsonian.

16007 carretera monument valley

Deja un comentario