LAGO MALIGNE, EL ESPEJO DE LA NATURALEZA

Aunque es verdad que el lago Maligne no tiene en su palmarés ninguno de los récords que se detallan más adelante, este paraje natural, ubicado en las montañas rocosas canadienses, puede enorgullecerse de ser uno de los lugares más fotografiados del planeta. Será por el reflejo casi perfecto que regala el lago de las montañas nevadas que lo rodean, o por la pequeña isla que descansa en medio y a la que se accede en un agradable paseo en barca; lo que está claro es que este paisaje se convierte en una imagen cuanto menos impactante.

Le debe su inquietante nombre (Maligno) al río que fluye desde el lago, que tiene fama de turbulento y traicionero. La belleza de este lugar no pasa desapercibida, como se puede apreciar en este espectacular puzzle con el que los amantes de la naturaleza pueden recrear pieza a pieza esta imagen.

Y ahora sí, espejito espejito, dime la verdad, ¿cuás el lago más…?

El Mar Caspio es el lago más grande del planeta. Con una extensión de 1.210 km de norte a sur (200 km más de lo que mide España), esta masa de agua se extiende entre Europa y Asia.

Hay que viajar hasta Siberia para dar con el lago más profundo del mundo: el lago Baikal. Contiene aproximadamente el 20% del agua dulce no congelada del mundo y tiene más de 1,5 km de profundidad.

Y de los abismos a lo más alto. Donde está el lago Titicaca, entre Bolivia y Perú, a más de 3.800 metros sobre el nivel del mar. Seguro que a esa altura, casi se puede tocar el cielo con las manos.

[gdl_gallery title=»lagos» width=»252″ height=»252″ ]

Deja un comentario