La vida bajo el mar

La primera vez que se experimenta la sensación de sumergirse en el mar pudiendo respirar, notando la ingravidez que proporciona el medio acuático y buceando por las profundidades marinas es un momento que, sin duda, se convierte en una de las experiencias más increíbles que se pueden tener. Y es por eso que el submarinismo es un deporte que cuenta con multitud de apasionados adeptos que aprenden a disfrutar del inmenso azul y a explorar la flora y la fauna que viven en él, tan diferente a lo que conocemos en la superficie.

Tanto las plantas como los animales marinos son todo un misterio cuando buceamos por primera vez, y la belleza que se observa en cada rincón inunda y asombra a aquel que tiene la fortuna de contemplarla.

Para seguir disfrutando y descubriendo el mar es necesario concienciarnos de su cuidado y de la necesidad de preservar tanto la flora como la fauna y evitar así el deterioro del fondo y la desaparición de grupos de ejemplares.

Tal y como ocurre en la superficie, muchas especies marinas se están viendo amenazadas y se encuentran en peligro de extinción. Los motivosque provocan esta situación son diversos: la pesca indiscriminada y la contaminación están entre los principales, y casi todos estos motivos son causados por el hombre, así que también está en nuestra mano que la situación cambie y que nos concienciemos de la importancia de mantener el ecosistema marino y protegerlo. Aunque muchos no tengan la fortuna de disfrutarlo, está ahí y es parte del planeta, casi la más importante, porque más del 70% de la Tierra está ocupado por agua, del cual el 97% es salada (mares y océanos) y el 3% dulce (ríos, lagos, etc.).

 

Algunos de los habitantes marinos en peligro de extinción son:

Los corales: Al contrario de lo que puede parecer, el coral no es una planta sino que se trata de un montón de animalitos minúsculos que, todos juntos, crean estas maravillosas formaciones. Hay muchísimas variedades o tipos (más de 200), Un tercio de todos los arrecifes de corales que pueblan los mares de todo el mundo están en peligro de desaparecer en menos de 20 años. Entre los principales motivos de la desaparición de los corales estarían: la extracción con motivos decorativos, la pesca masiva, la utilización de explosivos para la pesca, la contaminación y la destrucción de su hábitat para la construcción de canales para acceder a bahías. Para preservarlos, lo más idóneo es declarar los arrecifes (colonias de corales) reservas o zonas protegidas.
coral

Las ballenas: Hay varias especies de ballenas que están en peligro de desaparecer; la ballena azul, el cachalote o la ballena jorobada son algunas (en total 7 de las 13 especies existentes estarían en riesgo de abandonar para siempre nuestro planeta). Este mamífero que vive en el mar es cazado por su carne, grasa y aceite, cotizadísimos en algunos mercados. A pesar de que está prohibida esta práctica, lo cierto es que más de 1.000 ballenas son cazadas para su explotación comercial. La contaminación (sobre todo los residuos de plástico) de las aguas donde viven es otro factor de peligro.
ballena

La tortuga de mar: Este longevo animal, que lleva más de 150 años viviendo en la Tierra, corre el peligro de desaparecer por causas provocadas por el hombre. Sus conchas son un bien cotizado, además en muchas ocasiones quedan atrapadas en las redes de los pescadores, lo que provoca su muerte. Otro motivo es que sus huevosson un alimento considerado de lujo en algunos países. Además las tortugas realizan todo un ritual para poner sus huevos, y en ocasiones el hombre ha ocupado el lugar que tenían para tal fin. Algunas catástrofes naturales, como huracanes y fuertes tormentas han acabado de un plumazo con una auténtica barbaridad de ejemplares (por ejemplo, en Florida, donde se estima que en 2004 se perdieron cerca de un 50% de ejemplares).
tortuga

El tiburón blanco: Es el animal marino más temido por el hombre, pero a la vez más codiciado por sus colmillos, su carne (la sopa de aleta de tiburón es un auténtico manjar en algunas culturas), y porque es muy utilizado en la medicina tradicional china. Al ser uno de los más importantes depredadores de los mares, es difícil que su desaparición se deba a otras especies marinas. Aunque parezca tan peligroso (lo cual produce que el hombre no tenga especial interés en protegerlo), en realidad no supone tanto riesgo para los seres humanos, pero claro, el cine y la difusión que se ha dado de ellos en los medios de comunicación no les ha otorgado buena reputación.
tiburon

El atún rojo: La pesca indiscriminada de este pez es la principal causa de que esté entre las principales especies marinas al borde de la desaparición. Por lo que parece, los organismos reguladores no terminan de ser conscientes de este peligro y no ponen los medios adecuados para su protección. Según datos de 2006 de WWF se calcula que en ese año se pescaron entre 50.000 y 60.000 toneladas de atunes (el doble de la cuota permitida), lo que supone un alto índice de pesca irregular que se ejerce sin control alguno.
atun

 

Hay otras especies que están en rojo en esta lista, como el salmón real, la foca monje, los manatíes, o el pez Napoleón.

Ser responsable, respetar el entorno, no agredir ni molestar a los seres que viven en el mar, no contaminar ni arrojar residuos al agua y evitar la pesca ilegal son algunas de las cosas que fácilmente podemos hacer para conservar el hábitat marino. Si quieres conocer qué otras especies animales, en este caso fuera del agua, corren peligro de desaparecer, échale un vistazo a este post.

 

[gdl_gallery title=»bajo mar» width=»252″ height=»252″ ]

2 comentarios en «La vida bajo el mar»

  1. Como buceador apasionado y amante incondicional del mar y de la vida, me ha encantado leer tu post. Efectivamente creo que es obligación de todos proteger los mares porque este es el mundo en el que vivimos. Pero además, aunque sólo sea por intereses egoístas, porque el 80% del oxígeno que respiramos procede el mar. Si lo matamos (y es lo que estamos haciendo poco a poco), simplemente morimos.

    En el nombre del mar y en el nombre de toda la humanidad, gracias por haber añadido tu granito de arena, Paula.

    Responder
    • Muchas gracias, Ángel. Nos alegramos mucho de que te haya gustado el artículo y esperamos haber contribuido en algo a concienciar a la gente de la importancia de preservar el mar 🙂

      Responder

Deja un comentario