ESPECIAS Y SEMILLAS: USOS Y BENEFICIOS

Las especias, también llamadas condimentos, son de origen vegetal y se trata sobre todo de semillas y cortezas de plantas aromáticas, aunque también hay algunas hojas que se consideran especias.

Su uso es muy antiguo, servían sobre todo para conservar alimentos, cuando aún no existían los frigoríficos. También se utilizaban en la medicina para curar multitud de dolencias; este uso se ha extendido hasta nuestros días, sobre todo en la medicina natural. Aunque hay que tener cuidado con algunas especias ya que en grandes dosis pueden resultar toxicas y nocivas para nuestro organismo.

Muchas de ellas proceden de Asia, también de las zonas mediterráneas y, algunas, fueron traídas a Europa con la colonización de América.

Actualmente se utilizan sobre todo para cocinar, porque aportan sabor y color a muchos de nuestros platos cotidianos.

¡Dale sabor a la vida! Algunas de las especias más utilizadas son:

Anís estrellado – Se llama así por su peculiar aspecto de estrella. Se obtiene de un árbol llamado badiana y se utiliza para condimentar tanto alimentos como bebidas. Su olor recuerda al anís y al hinojo y tiene un sabor ligeramente dulzón. En la cocina es habitual para dar gusto a caldos y también a carnes y pescados a la brasa. Su uso alivia los gases y dolores gastro-intestinales. También favorece la función hepática y renal.

Laurel – Sus hojas simbolizaban la victoria en las civilizaciones antiguas. Tienen un sabor muy característico algo amargo y ligeramente picante. Se daban sobre todo en Asia menor y en el área mediterránea. Son ricas en vitamina C y ayudan a combatir los dolores de cabeza y las migrañas. También para los diabéticos son un gran aliado ya que disminuyen el nivel de azúcar en sangre y ayudan a procesar la insulina. En la antigüedad se utilizaban para repeler los insectos y curar sus picaduras aplicándolo en forma de ungüento. En la cocina es habitual su uso para aderezar arroces y otros guisos.

Canela – Se obtiene de la corteza del árbol de la canela y es habitual verla tanto en rama como en polvo. Su aroma es dulce y embriagador. Se utiliza mucho en repostería, por ejemplo para el arroz con leche, las manzanas o peras asadas, bizcochos o las clásicas torrijas. Tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, y también evita la coagulación de la sangre. Tomada en infusión es buena para los catarros. Además se le atribuyen propiedades afrodisiacas.

Pimentón – Se obtiene de moler pimientos previamente secados y tiene un característico color rojo. Hay diversas variedades: pimentón dulce, pimentón picante o paprika. Tiene propiedades digestivas, cardiovasculares y desinfectantes. En España son típicos el pimentón de la Vera y el pimentón de Murcia. Sirve para condimentar multitud de guisos, y por supuesto, una paella no es paella sin pimentón. También se utiliza para embutidos, de ahí el color de la chistorra, el chorizo o la sobrasada.

Pimienta negra – Es el fruto o baya de una planta llamada Piper nigrum que se deja secar y se utiliza como condimento tal cual o molido. Se dice que ayuda a combatir el sobrepeso, ya que su ingesta produce sensación de saciedad y también previene el colesterol. Por su sabor picante es ideal para sazonar verduras tanto asadas como en purés, además se utiliza mucho para hacer salsas.

Comino – Esta semilla es una de las reinas de las especias, no solo porque es una semilla que se da desde hace miles de años, sino que además sirve para aromatizar y aportar sabor a multitud de alimentos; carnes, pescados, verduras y guisos, así que no puede faltar en el especiero de todo buen cocinero. Ayuda a combatir problemas respiratorios, bronquitis y asma. También tiene propiedades digestivas y antiflatulentas, y es una importante fuente de hierro y calcio. El gazpacho adquiere un sabor especial si se le incorpora un poco de comino.

Nuez moscada –  Es una semilla similar a una almendra o una avellana, generalmente se consume en polvo. Se utiliza sobre todo para aderezar sopas, carnes y patatas. Mejora la circulación sanguínea, alivia los dolores en las articulaciones y tiene propiedades antiinflamatorias, pero hay que tener cuidado de no excederse con la nuez moscada ya que en dosis altas puede producir alucinaciones y provocar dolor, convulsiones y taquicardia.

Semillas de hinojo – Es una planta propia de la costa mediterránea de la misma familia que el perejil, el eneldo y el cilantro. Se utiliza como complemento en las dietas ya que reduce el apetito, también en la antigüedad se usaba para regular la menstruación. Además ayuda en las digestiones difíciles y a combatir los gases. Actualmente se ingiere en forma de infusiones y también como complemento en las ensaladas. Además, previene el mal aliento.

Clavo – Es el estambre o estilo de la flor del árbol del clavo. Se utiliza en las lentejas, en pescados marinados, o en adobos. Dicen que ayuda a combatir el dolor de muelas, las flatulencias y ayuda a cortar las diarreas, así mismo tiene propiedades expectorantes. También tiene un uso cosmético en jabones e incluso pastas de dientes.

Azafrán – Son los estigmas de la flor “rosa del azafrán”. Se trata de una de las especias más caras del mundo, en parte porque su extracción es manual mediante un cuidado procedimiento. Viene de Oriente y los primeros usos datan del antiguo Egipto donde los faraones la usaban como esencia aromática y colorante. Tiene propiedades anestésicas. Se utiliza para multitud de platos, como arroces, el pote gallego o la fabada asturiana.

Si quieres ver especias y condimentos saltando por los aires en cámara ultralenta, no te pierdas este espectacular vídeo lleno de color… y sabor:

3 comentarios en «ESPECIAS Y SEMILLAS: USOS Y BENEFICIOS»

  1. Buenas tardes, estaría interesado en la fotografía de portada de especies en cuadrados para hacer un cartel, necesitaría que tuviese
    buena resolución para poderla ampliar.
    Muchas gracias.
    Un saludo

    Responder

Deja un comentario