¿Cómo nos afectan los colores?

¿Por qué los hospitales suelen estar pintados de verde o blanco? ¿Por qué las señales de peligro son de color rojo? ¿Por qué el color asociado con la muerte es el negro? ¿Casualidad?

Desde siempre, el ser humano se ha visto influido psíquicamente por los colores, y estos se han asociado a determinadas sensaciones y emociones.

Tanta es la fuerza que los colores ejercen sobre nosotros que en todo el mundo han surgido teorías, filosofías o terapias curativas asociadas al color:

  • El reiki, teoría espiritual de origen japonés mediante la cual los practicantes transmiten, a través de sus manos, energía universal al paciente, para ayudarle a sanar sus dolencias físicas y espirituales. El reiki relaciona un color a cada zona del cuerpo, generalmente asociado a los chakras (puntos o centros de energía del cuerpo).

 

  • El feng shui otorga a los colores funciones fundamentales dentro de la decoración de la casa para el buen funcionamiento y sintonía de la energía en el hogar. Según esta filosofía milenaria, los colores son la energía de los cinco elementos: Tierra, Agua, Fuego, Metal y Madera. Los colores yin son suaves, como el azul, el verde pastel, crema, gris, negro.. Un exceso de colores yin puede hacer que se desequilibre el chi (energía) en el hogar, generando tristeza y aislamiento. Los colores yang, son los tonos rojos, anaranjados, que aportan fuerza y pasión, pero en exceso pueden provocar nerviosismo y agresividad.

 

  • También hay teorías que hablan de la curación a través del color, como la cromoterapia o colorterapia. Así, la visualización de determinados colores podría interferir positivamente en la sanación de determinadas dolencias.

Chakras-y-órganos-pequeño

Lo que sí se ha demostrado a través de multitud de estudios y experimentos con diferentes grupos de personas a lo largo del tiempo, es que los colores de los que nos rodeamos diariamente —ya sea a través del tono en el que están pintadas las paredes de casa o del trabajo, de la ropa que elegimos, etc.— afectan directamente, a través de nuestro subconsciente, a nuestras emociones, a nuestro estado de ánimo e incluso a nuestro nivel de energía vital. A esto se le ha denominado psicología del color.

Pero hay que tener en cuenta que no todos los colores significan lo mismo o nos afectan de la misma manera a unos y a otros. Nuestras experiencias personales y la cultura en la que nos hayamos desarrollado influyen totalmente en nuestra percepción de los colores y en las emociones que nos despiertan. Así, por ejemplo, en las culturas budistas orientales como la india, la japonesa o la china el color del luto es el blanco y no el negro como en occidente. O si alguien recibe una mala noticia en una carta azul, es probable que desde entonces asocie ese color con un sentimiento negativo como la tristeza o la ansiedad y le resulte muy desagradable.

Así pues, entendiendo que los efectos psicológicos de los colores no son comunes a todas las personas, sí que se han hallado efectos que con frecuencia son generales para la mayoría de la gente:

 

AZUL:

Es el color de la espiritualidad, del pensamiento, la sabiduría, la seriedad, la fidelidad, la confianza y la tranquilidad. En muchas culturas se asocia con la divinidad (por el azul del cielo) o con la inmensidad (Igual que el anterior, por asemejarse con el cielo y también con el mar). También se asocia con lo masculino. Además, se identifica con la pureza (de ahí que la Virgen María sea interpretada en muchas ocasiones con vestimentas o mantos azules).

También tiene algunas connotaciones negativas, como que se le relaciona a la tristeza o la depresión, al ser un color frío.

Se le considera un color relajante, y se dice que tiene la capacidad de bajar la presión arterial y la frecuencia cardíaca. Por su asociación con la limpieza, y la tranquilidad, suele ser muy utilizado en decoración para las habitaciones de los bebés o para el baño (lugar para relajarse dándose un baño al final del día). También muchos políticos, bancos, empresas de seguros o medicamentos, suelen elegir tonalidades azules para sus campañas de imagen, logotipos o identidad corporativa.

azul

ROJO:

Es el color por excelencia para llamar la atención (de ahí que se use en las señales de prohibición o advertencia). Evoca vitalidad, peligro, pasión, euforia, calor y vigor. También los profesores suelen enmarcar los errores de un examen en color rojo (para que el estudiante fije más su atención sobre los fallos en su mente).

Por su fortaleza y símbolo de poder, era el color elegido por los reyes a lo largo de la historia. También se dice que aumenta el apetito, por ello muchos restaurantes lo eligen para decorar sus salas.

El color rojo está asociado a la sangre y la agresividad. Así pues, los conductores de coches de este color, suelen ser a menudo considerados conductores agresivos.

Es el color más pasional y más ligado a las emociones fuertes del ser humano, de ahí que puede ayudarnos cuando deseamos y luchamos por conseguir un objetivo. También puede despertar nuestra creatividad.

Aunque denote fuerza, valentía y agresividad, también tiene un fuerte componente femenino, ya que es un color muy elegante, positivo y sensual. Por tanto, no todo en este color es negativo ni mucho menos. Hay estudios que dicen que las personas que prefieren el color rojo son pasionales y actúan guiadas por el corazón por encima de la razón y suelen ser optimistas y decididas.

Es el color del amor, de ahí que en San Valentín todos los escaparates se tiñan de rojo, y también de la Navidad.

Al contrario que el azul, el rojo suele avivar, y aumentar la respiración y la presión arterial.

Puzzle Educa 1000 CUP CAKES

AMARILLO:

Es un color juvenil, aporta energía, es estimulante, despierta la creatividad y la inteligencia. Además se asocia con el entretenimiento y la diversión.

El amarillo se relaciona con la belleza, aunque también con el narcisismo, de ahí que los narcisos (las flores), que son precisamente amarillos, tomen su nombre por su relación con el personaje mitológico de la antigua Grecia.

Dicen que al ser un color estimulante, provoca apetito, sin embargo también se asocia con la rapidez, la fugacidad. Por ello algunos restaurantes de comida rápida han elegido este color para su imagen corporativa. También es habitual que algunas marcas de coches que lanzan al mercado sus modelos más juveniles opten por utilizar este color en los vehículos que muestran en sus campañas publicitarias para atraer al público más joven.

En un estudio realizado recientemente por la Universidad de Manchester, la mayoría de los encuestados utilizaron el amarillo para definir el estado de ánimo alegre.

El dorado podría considerarse dentro de la gama del amarillo, así como el rubio de los cabellos, por ello las personas rubias se han considerado tradicionalmente bellas y atractivas.

El amarillo es un color muy presente en la naturaleza, por ser el color del sol, del verano y de muchas flores. Por ello siempre es un deleite para la vista (siempre que esté en sintonía con otros colores que apacigüen su viveza).

También posee algunas connotaciones negativas ya que se asocia a los celos, la falsedad y la superficialidad. El amarillo en teatro es un auténtico signo de mala suerte, y muchos actores y comediantes lo han desterrado de su vestuario. El origen de esta superstición se remonta al 1673, año en el que Molière estrenó su obra de teatro El enfermo imaginario. Durante la representación sufrió fuertes convulsiones y tos como consecuencia de la tuberculosis que sufría. Pocos días después de esto, el dramaturgo falleció. En la obra, Molière vestía ropas amarillas.

Puzzle Educa 1000 ATARDECER EN PARÍS, HDR

VERDE:

Es el color de la naturaleza por antonomasia. Representa frescura, salud, tranquilidad, esperanza. También se le relaciona con la abundancia, la riqueza y el dinero.

Es neutro, se dice que no tiene connotaciones positivas o negativas, sino que todo depende de los colores con los que se combine. Es el color de la ecología, de la defensa de la naturaleza y de la conciencia del medio ambiente.

También está asociado a la fertilidad. Por ello es positivo colocar elementos verdes en nuestro hogar, como por ejemplo plantas, para atraer la salud y el sosiego. Según el feng shui, el verde es el símbolo de la madera, transmite seguridad, descanso y equilibrio, aporta salud, es bueno para el entorno familiar e induce al crecimiento. Es bueno para los dormitorios, sobre todo infantiles.

Es un símbolo de la buena suerte, una idea que puede provenir de los tréboles de 4 hojas, que son potentes amuletos que atraen la buena fortuna, según muchas creencias.

Es el color de lo nuevo, de lo fresco, ya que se asocia a gran parte de las frutas y vegetales. Aquí podríamos encontrar una acepción negativa, relacionada con la inmadurez.

El color verde realza la belleza, de ahí que fuese uno de los preferidos de la burguesía en la antigüedad. Las joyas hechas con esmeraldas eran muy cotizadas, y puede que de ahí provenga la expresión popular “Quien se viste de verde por guapo se tiene”.

También se relaciona el verde con el veneno, y con otras cosas un tanto desagradables. Además es el color de los reptiles, que suelen ser animales muy temidos y que causan repugnancia.

Puzzle Educa 1500 PARQUE NACIONAL MONTE RAINIER, ESTADOS UNIDOS

NEGRO:

Está asociado a la muerte, el misterio, el dolor, pero también a la elegancia, el poder y la sensualidad.

Simboliza tristeza, vacío, nostalgia, no es de extrañar que por eso sea el color del luto.

Evoca la noche, lo misterioso, y también el mal (la mitología y diversas religiones representan animales negros como cuervos, o gatos como portadores de malas noticias y desventuras). Esta asociación tan negativa del color negro está muy arraigada en nuestras tradiciones, como podemos observar en expresiones como “ser la oveja negra de la familia” o tener “el alma negra”.

Sin embargo, en la vestimenta el negro es un color que aporta elegancia y autoridad y personalidad. Además tiene la propiedad de hacernos parecer más delgados y estilizados.

blank

BLANCO:

Es el color de la paz, la pureza, la limpieza, la inocencia, el bien.

Resulta de la unión de todos los colores, por ello también se considera el color de la unidad. Las personas que se sienten afines al blanco suelen mostrarse sinceras, humildes, auténticas, tranquilas y serias.

Su presencia estimula aspectos emocionales como la ternura, la protección y la estabilidad. Pero hay que tener cuidado de no abusar de él, sobre todo en la decoración, porque puede resultar demasiado frío, vacío y triste y provocar sentimientos de soledad y aislamiento. Sin embargo, es perfecto para aportar luminosidad, amplitud y limpieza en espacios pequeños o lugares donde se requiere concentración.

Si, como hemos dicho antes, las malas noticas las traían animales negros, las buenas las traen animales blancos como las palomas o los conejos (los conejos blancos además también son símbolos de buena suerte).

Puzzle Educa 1000 CABALLOS BLANCOS DE LA CAMARGA

NARANJA:

Es el color de la alegría, el positivismo, la creatividad, el exotismo, el entusiasmo.

Al ser la mezcla del rojo y el amarillo posee características de ambos, como la pasión, la jovialidad o la juventud. Tiene pocas connotaciones negativas y es uno de los colores preferidos por la gente. En su semejanza con el rojo, provoca que nuestro cerebro se ponga en alerta, por ello se usa como signo de precaución en las señales luminosas de los semáforos.

También llama mucho la atención, de ahí que sea un color muy utilizado en publicidad. Además estimula la creatividad. Y al ser un color divertido y alegre está asociado a multitud de cosas infantiles, desde juegos, bebidas hasta, por ejemplo, a Halloween con sus simpáticas calabazas llenas de caramelos.

Es el símbolo del otoño y nos evoca la estación en la que se renuevan las hojas, lo viejo se cae para dar lugar a lo nuevo, por tanto es un buen momento para las nuevas ideas, y el calor del hogar.

También es un color exótico y se asocia a diversas frutas y ambientes, por ejemplo a África. Aunque también es el color del budismo, y el de Holanda.

Puzzle Educa 1000 COLORES DE ÁFRICA (ref. 16293)

Como vemos, los colores tienen gran influencia sobre nosotros, nos afectan, nos provocan sensaciones, nos animan o nos entristecen. Lo ideal es saberlos combinar de la manera adecuada para poder sacar lo mejor de cada uno de ellos, y de nosotros. Por eso, lo ideal es que elijas el color de puzzle que más te guste y pienses en él mientras lo construyes, a ver qué pasa… ¿Nos lo cuentas después?

Deja un comentario