Nefertiti: la bella y enigmática reina de Egipto

Nefertiti nació en 1370 a.c. y murió 40 años después, en 1330 a.c. Fue la esposa del faraón Akenatón o Ajtnatón o Ajenatón, con quien tuvo seis hijas, y reina de Egipto durante la dinastía XVIII.

Debemos aceptar que todo lo que se sabe de aquella época es controvertido y pocos hechos son absolutamente irrefutables. Con esta premisa en mente, podemos empezar a hablar de la historia de una mujer a quien la sabiduría popular reconoce como un auténtico canon de belleza femenina, poderosa, carismática y hasta erótica.

Sin embargo, la evidente carencia de materiales gráficos que puedan corroborar su hermosura y atractivo, y la ausencia de descripciones escritas, nos obligan a extraer conclusiones, tan solo, a partir de las representaciones gráficas que se han encontrado esculpidas en piedra: grabados, relieves, bustos…

En Egipto, sobre todo en aquella época, no se contemplaba la posibilidad de que una mujer tuviera autoridad real sobre las decisiones de estado, pero Nefertiti fue reina consorte, lo que le concedía el derecho de gobernar en ausencia de su marido y de hecho la historia dice que reinó junto a él.

Hacia 1336 a.c. Nefertiti “desaparece” de la historia y no se sabe muy bien por qué, así que se baraja más de un motivo. Uno de ellos sería algún tipo de traición a su marido o a Egipto, que provocó su desaparición de los ámbitos en los que hasta entonces era absolutamente sobresaliente; otro podría ser una muerte traumática que destrozó el corazón de su esposo hasta tal punto que prohibió que se hablara de ella.

Hasta ahora no se sabe con total seguridad dónde descansan sus restos y este es uno de los grandes misterios de la arqueología actual. En 2003 se pensó que se había encontrado cuando Joann Fletcher descubrió una momia anónima en una tumba situada en el Valle de los Reyes. Los primeros análisis aportaron bastantes argumentos positivos a favor de la veracidad del hallazgo de Nefertiti, pero finalmente se acabó concluyendo que la momia era de un hombre.

Recientemente Nicholas Reeves (un reputado egiptólogo inglés) ha afirmado que el misterio podría haberse desvelado. El descubrimiento de una cámara secreta, desconocida hasta ahora, en la propia tumba de Tutankamon, podría contener los restos mortales de Nefertiti. Nuevamente hay argumentos que parecen apoyar la afirmación, aunque también se cree que podría albergar los restos de la madre del propio Tutankamon. Sin embargo, los estudios llevados a cabo aún no han podido despejar la incógnita, así que solo el tiempo nos dirá si el misterio ha sido finalmente desvelado

Entre tanto, podemos disfrutar y revivir parte de la historia montando este precioso Puzzle Escultura 3D de la bella reina.

3D-Sculpture-Nefertiti

Deja un comentario