Las pirámides de Egipto

Por todos es sabido que las pirámides de Egipto son unas impresionantes y enormes estructuras que servían como lugar de entierro de los antiguos faraones; pero estas enigmáticas edificaciones esconden muchos secretos y curiosidades. ¿Quieres saber cuáles?

Comencemos por el principio. Se estima que hicieron falta alrededor de 100.000 personas para levantar estas estructuras. En contra de la creencia popular, que afirma que fueron esclavos, hay una vertiente que defiende que estos trabajadores eran personas libres y con un sueldo.

Aunque se piensa que el motivo de la construcción de las pirámides estuvo relacionado con aspectos cósmicos y religiosos y no con aspectos prácticos, los antiguos egipcios utilizaban las pirámides para enterrar a los miembros de la nobleza. Les enterraban acompañados en sus tumbas de ajuares funerarios compuestos desde los objetos más cotidianos a los artículos más preciosos, ya que creían que todo ello lo podrían utilizar en la otra vida.

Las pirámides estaban cubiertas con piedras que tenían un revestimiento de caliza blanca pulida lo que hacía que, al reflejar la luz del sol, brillasen como una joya. En este vídeo puedes ver una simulación del aspecto de la Gran Pirámide hace 4.000 años.

Aunque son más de 80 las pirámides que se pueden encontrar en Egipto, son tres las que han conseguido convertirse, por méritos propios, en las más emblemáticas. Hablamos de las Pirámides de Giza, las tumbas de los faraones Keops, Kefrén y Micerino. Su construcción se remonta (para la mayoría de los estudiosos) al Imperio Antiguo de Egipto.

 

Pyramid-of-Giza

 

No se puede decir que estas pirámides no estén bien custodiadas. La Gran Esfinge cuida de ellas. Esta figura es la estatua más grande del mundo; y se cree que su rostro representa la cara del faraón Kefrén.

 

sphinx

 

La pirámide de Keops

La superficie que ocupa la Gran Pirámide de Keops es equiparable a la extensión de ocho campos de fútbol; para rodearla hay que caminar casi un kilómetro y tiene una altura similar a un edificio de 40 pisos. Conociendo estos datos no es de extrañar que esta construcción pese 6 millones de toneladas, por lo que para moverla serían necesarios aproximadamente 6.000 trenes.

Se estima que nada más y nada menos que 2.300.000 bloques de piedra son los que forman esta portentosa pirámide que consiguió ser durante casi 4.000 años la estructura artificial más alta del mundo. Fue la Catedral de Lincoln, construida en Inglaterra en 1311 la que le privó de este título.

Esta pirámide es la más antigua de las siete maravillas del mundo, y además es la única que aún perdura. Puede enorgullecerse de ser la mayor pirámide de todas las de Egipto. Además, es la estructura del mundo que está alineada al norte con más precisión. A pesar de haber sido construida hace tantísimo tiempo, la pirámide todavía conserva su orientación al norte de forma casi exacta. Solo hay un mínimo error que es debido a que el polo Norte se desplaza con el tiempo. Esto solo demuestra que, en su creación, la alineación era perfecta.

Si se tiene en cuenta que la fe de los antiguos egipcios se basaba en la creencia de la vida después de la muerte, que se entendía como una nueva dimensión que replicaba la vida terrenal, no es de extrañar que el lugar de entierro y los objetos que te acompañaran fueran de gran importancia. Pero solo unos pocos faraones fueron los privilegiados de contar con una pirámide como féretro.

 

Puzzle Educa 1000 Tesoros de Egipto

 

2 comentarios en «Las pirámides de Egipto»

Deja un comentario