DE PASEO POR MANHATTAN

Quizá no hayas estado nunca en Manhattan, pero cuando vayas por primera vez, te darás cuenta de que es como si ya hubieses estado allí antes. Esto se debe a que la hemos visto tantas veces en la televisión o en el cine, que sus calles y edificios nos resultan totalmente familiares.

Manhattan es una isla que está situada en la ciudad de Nueva York, entre los ríos Hudson, Harlem y East River. Es, además, el más importante de los cinco distritos que conforman la ciudad, ya que es el centro neurálgico de los negocios, medios de comunicación y espectáculos. Nueva York es una ciudad enorme que cuenta con más de diez millones de habitantes y una extensión de 785 kilómetros cuadrados.

Es bastante fácil orientarse en Manhattan por la numeración de sus calles y su desarrollo en forma de cuadrícula.

A su vez, Manhattan se divide en diferentes zonas:

  • Lower Manhattan: El epicentro financiero, donde se encuentran las grandes empresas y los órganos gubernamentales.
  • Midtown Manhattan: Donde podemos ver más rascacielos de toda la ciudad. Aquí está el edificio Empire State.
  • Upper Manhattan: En esta área están situadas la Universidad de Columbia y la catedral de San Juan el Divino.
  • Harlem: Una de las cunas del jazz y los clubes nocturnos, en otra época hubiéramos podido disfrutar de la música de Ella Fitzgerald o Louis Armstrong. Además se puede acudir a misas gospel.
  • Washington Heights: se sitúa justo al norte de la isla, y toma su nombre de una fortificación que se construyó para proteger toda la ciudad de las invasiones.

 

A parte de estas zonas, la isla está dividida en barrios: Chinatown (el barrio chino), Little Italy (se puede comer en fantásticos restaurantes italianos), Lower East Side, Soho y Tribeca (estos dos últimos se han puesto de moda y actualmente viven allí muchos actores y cantantes famosos.)

En Manhattan se concentran gran parte de las atracciones interesantes y divertidas que ver en toda la ciudad, como por ejemplo el increíble y fastuoso Times Square, donde se concentra la mayor oferta de ocio de Nueva York, lleno de teatros, cines, restaurantes y museos. Siempre está abarrotado de gente y de sus típicos taxis amarillos, pero eso también es uno de los encantos del lugar, además de las luces y colores de los carteles publicitarios que lo envuelven.

[gdl_gallery title=»manhattan» width=»252″ height=»252″ ]

Deja un comentario