Cómo hacer un buen cupcake

El cupcake (aunque tenga un nombre más sofisticado) es un pariente cercano de la magdalena de toda la vida pero con infinidad de posibilidades. Esta dulce creación que está tan de moda permite añadir multitud de ingredientes y decorarla de tantas formas como la imaginación de cada uno alcance.

En un post anterior ya hemos hablado de los orígenes de esta tentación que se ha convertido en un boom dentro de la repostería creativa. Ahora toca remangarse y poner, nunca mejor dicho, las manos en la masa. Toma nota de cuáles son los trucos infalibles para que los cupcakes queden perfectos.

 

  • Utiliza una harina baja en proteínas ya que las harinas de fuerza hacen que el cupcake sea menos esponjoso. Es importante tamizarla varias veces para conseguir eliminar cualquier grumo.

 

 

  • La levadura que se usa debe ser de repostería (en polvo) y no levadura fresca ni de panadería, ya que es la ideal para elaboración de masas que crecen durante el horneado.

 

 

  • Antes de comenzar a trabajar, es recomendable tener preparados todos los ingredientes con su cantidad necesaria. Así no tendrás que interrumpir la elaboración cada vez que necesites un ingrediente nuevo.
    ingredientes

 

 

  • Es importante que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente, excepto los lácteos y otros alimentos delicados.

 

 

  • No hay que batir la masa más de la cuenta. Deja de batir una vez que ya tengas todos los ingredientes incorporados. Así se evita que el cupcake quede denso y compacto.

 

 

  • ¡Ojo al rellenar los moldes! Un error típico es creer que se han rellenado poco. Un truco es llenar dos tercios del molde de masa, de esta forma conseguiremos que los cupcakes suban lo justo para que queden a ras del borde. Lo ideal es utilizar siempre el mismo utensilio para que todos los cupcakes salgan iguales de tamaño.
    cupcakes molde

 

 

  • No le quites ojo al horno. La temperatura del horneado es muy importante para que consigas un buen resultado. Lo ideal es hacerlo a 160º-170º con calor arriba y abajo (y sin ventilador). Si el horno tiene ventilador hay que disminuir la temperatura unos 10º o 20º. Los cupcakes de tamaño estándar tardan unos 20 o 22 minutos en hornearse.

 

 

  • Paciencia antes de comenzar a decorar. Una vez se saquen los cupcakes del horno, hay que dejarlos reposar 5 minutos y, después, sacarlos del molde para que se terminen de enfriar.
    enfriar

 

 

  • ¿Qué cobertura escoger? Es necesario que pienses en el grado de dulzor y la textura que quieras que tenga el cupcake. Lo ideal es que la cobertura se complemente con el pastel. Por ejemplo, si el pastel es denso y dulce, la cobertura tendría que ser lo más ligera posible para equilibrar.

 

 

  • La decoración: el toque final. Hay tantas formas de decorar que en este punto las posibilidades son infinitas. Sé original y saca tu creatividad para conseguir que la decoración esté a la altura de todo el trabajo anteriormente realizado.
    Cupcakes

 

Muchos blogs han escogido esta dulce tendencia como protagonistas de algunos de sus posts. María Lunarillos, La cocina de Inma y Sweet Mag son algunos buenos ejemplos. Sin olvidar a Alma Obregón. ¿Te animas a seguir su receta de cupcake de chocolate en este vídeo?

Deja un comentario